• Iniciar Sesión

  • La definición que nos da Wikipedia es la siguiente:

    Los términos accidente cerebrovascular (ACV),1 2 infarto cerebral o, menos frecuentemente, apoplejía son utilizados como sinónimos del término ictus. Se caracteriza por un déficit neurológico ocasionado por una disminución importante del flujo sanguíneo cerebral, de forma anormalmente brusca (ictus isquémico) o bien, por la hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral (ictus hemorrágico).
    Las enfermedades cerebrovasculares constituyen, en la actualidad, uno de los problemas de salud pública más importante. Son la tercera causa de muerte en el mundo occidental, la primera causa de invalidez permanente entre las personas adultas y una de las principales causas de déficit neurológico en el anciano. No obstante, se ha demostrado que el ACV en niños de 0 a 14 años son los que tienen más facilidad de recuperación, debido a que tienen un cerebro flexible y joven.

    El daño cerebral supone una ruptura en la trayectoria vital del paciente y, por su elevado coste sociosanitario, condiciona las situaciones familiares, sociales e institucionales.

    El hecho de que hagamos un apartado especifico respecto de este padecimiento, responde a la cantidad de negligencias que se comenten en el diagnostico y tratamiento del Ictus, lo que supone en muchos casos un agravamiento severo de las secuelas que de por sí ya pueden ser muy graves e incluso causar la muerte.

    El Ictus es un padecimiento tratable en el que un diagnostico marca una diferencia crucial toda vez que de él dependerá el pronóstico del paciente.

    En el siguiente enlace se facilita información relevante sobre el diagnostico y tratamiento del Icuts:

    Guía para el diagnóstico y tratamiento del ictus

    En el apartado “Casos” se recoge el resumen de algunos pronunciamientos judiciales relacionados con negligencias y errores médicos en el tratamiento y diagnostico del Ictus.